Charla de Carlos Fraga en Hogares Crea “San Antonio”

La alquimia de la vida

 

Carlos Fraga visitó el pasado 16 de enero de 2003 a la Comunidad Terapéutica Hogares Crea “San Antonio” con el objetivo de llevarle su mensaje de aliento a los 42 jóvenes que actualmente alberga la institución. Ellos se encuentran allí voluntariamente con el propósito de proveerse una vida diferente a la anterior, a todos los une el interés de reivindicar un pasado marcado por una terrible adicción.

 

Una Comunidad para el bienestar

Hogares Crea “San Antonio” es una institución ejemplar en donde se percibe a primera vista la disciplina, la colaboración y el trabajo en equipo. La labor del Padre Rivolta (fundador de la institución) y de sus colaboradores tiene un valor incalculable. Esto se trasluce en la pulcritud de las instalaciones, en el brillo de los ojos de los trabajadores (psicólogos, trabajadores sociales) y en el esfuerzo por lograr la meta de sus residentes.

 

Procedimos a una visita por la institución antes de proceder a la charla. Al recorrer el lugar se percibe el cuidado por el aseo. Quien nos guía señala que acá “la limpieza externa facilita la interna”. Al caminar leemos mensajes guindados: “Debes dar lo que deseas recibir”. El recorrido nos llevó por la pequeña capilla, en donde se ofrecen misas para los residentes que deseen asistir, “la fe es muy importante  en los procesos de superación de adicciones”, comenta el guía. También conocimos la panadería, elemento común en todos los Hogares Crea, a los residentes se les enseña el oficio de panadero, según nos comentan,  la especialidad acá son los golfeados. Nos paseamos por las habitaciones, nuestro anfitrión nos abrió los armarios, “acá no utilizamos candados, las cadenas quedaron atrás”. Finalmente llegamos a la biblioteca sitio donde se dio la charla, el lugar cuenta con grandes ventanales que dan acceso a una bella vista.

 

Carlos Fraga con su característico entusiasmo, pidió agua y se paró al frente dispuesto a hacer un llamado a la reflexión acerca de diversos aspectos del ser. A continuación se resume parte importante del mensaje que dejó al grupo que lo escuchó muy atento:

 

Decidir en búsqueda de nuestro bien

La vida tiene mucho más de lo que solemos creer que tiene. El simple hecho que a cada instante podemos decidir lo que queremos hacer, y más aún lo que queremos ser, nos lo demuestra. Cuando un ser decide el universo completo tiembla.

 

Cada amanecer podemos volver a decidir. Un gran terapeuta decía que el éxito de su matrimonio se debía a que todas las mañanas se levantaba antes que su esposa y al verla dormida decidía casarse con ella una vez más. 

Ante toda adversidad la actitud correcta es no dramatizar, sino más bien asumir qué voy a hacer al respecto.

Fernando Moreno nos enseña que todos somos una empresa. Cuando decidimos hacer ejercicio, la constancia juega un papel importante, nuestra gerencia debe ser disciplinada, porque la flojera puede pesarnos. Nosotros como gerentes de nuestra vida hacemos que nos rinda el tiempo, el dinero, que encontremos el amor, etc., si esto no ocurre debemos preguntarnos qué pasa con nuestra gerencia.

 

Cuando los adictos encuentran el producto de su adicción en donde sea se demuestra la gran capacidad de proveerse que tiene el hombre. En otro ámbito, cuando nos enteramos que una persona con Síndrome de Down se gradúa en la universidad nos sorprende la voluntad humana.

 

Fernando Moreno también nos enseña que como ser humanos necesitamos sólo de tres cosas: Agua, Aire y Comida. De los tres hay suficiente, entonces, ¿qué esperamos para vivir?.

 

Conectándonos con la vida

El problema consiste en que muchos de nosotros tenemos la tendencia a convertirnos en víctimas. En cuántas ocasiones no hemos pensado: ¿por qué esta tragedia me ocurre a mí? Al salir a la calle muchas veces nos encontramos, en tiendas en versiones de vendedores, por ejemplo, con cadáveres en vida a quienes nos provoca preguntarles ¿cuándo te enterraron?. Estas son las personas que viven en la apatía, consumidos como por su mal destino.

 

Cuando te deprimes te desconectas de la vida. Creo que tenemos que estar sumamente claros con que el helicóptero que nos va permitir el despegue está dentro de nosotros mismos. No nos va a venir a buscar como espera tanta gente que se la pasa jugando la lotería o que esperan que una pareja les resuelva la vida. Pregúntate más bien a todo momento: ¿qué hago con lo que tengo?

 

Podemos vivir muriéndonos, pasando las horas en una eterna queja e inconformidad. Fíjense que cuando estamos mal buscamos a otra persona que esté igual para lamentarnos juntos, en vez de buscar a un ser exitoso para que nos ayude aunque sea con su inspiración a superarnos. Si vivimos muriéndonos nos podemos ganar un carro en una lotería y considerarlo un problema, porque nos asomamos únicamente por la ventana que da hacia lo que falta. La vida es como un pasillo con muchas ventanas, debemos cuidar si la ventana que escogimos tiene una vista agradable.

 

Debemos recordar siempre nuestro sueño, ese es el norte a seguir. No es tan grave que nos desviemos, los barcos también lo hacen, pero no apartemos de nuestra mente ese faro que necesita que nos estemos dirigiendo hacia él.

 

Prosigue un resumen de las preguntas de los jóvenes con las respectivas contestaciones de Carlos Fraga

 

¿Cómo se puede mantener el equilibrio emocional?

Creo que en primer lugar hay que entender las emociones, aceptarlas, permitirse vivirlas. Hay que tener siempre en mente que todo lo observado es antes pensado. Todo está en la mente. En ocasiones debemos reconocer que necesitamos ayuda. Aceptar que necesitamos un copiloto que me va a enseñar cosas que me ayudarán a despegar ese helicóptero.

 

¿Cómo se puede asegurar la buena transformación?

Les voy a hablar de la alquimia de la vida. La alquimia constituyó los primeros pasos de la química. Ella tenía, entre otros, dos objetivos: Trasformar al plomo en oro y encontrar el secreto de la eterna juventud. Para lograr la transformación del plomo en oro se colocaba el plomo a grandes temperaturas y luego éste decidía en qué material se transformaría. Esto nos demuestra que nosotros tenemos el poder de decisión de lo que nos queremos transformar. Hay que recordar lo que se quiere en el proceso de transformación. La vida se hace de vivencias. Cuando tu decides mejorar tu calidad de vida, ese propósito debe marcar esa voluntad en todo momento.

 

¿Qué recursos tenemos para sentirnos felices?

Opino que no debemos dejar de sentir que la vida nos apoya a pesar de las adversidades. Este sentir es el único rasgo coincidente entre las personas exitosas del mundo, según los estudios practicado. Reflexionemos el hecho de que somos milagros. Fuimos una célula que se convirtió en un ser pensante capaz de realizar acciones increíbles, es injusto entonces que nos tratemos mal a nosotros mismos. Debemos dar el todo por el todo en la búsqueda de la felicidad. Opino que el mejor regalo que le puede dar un padre a su hijo es que este último pueda afirmar con convicción que la felicidad existe porque la ha visto en su padre. Cuando Facundo Cabral nos dice que “en la vida no hay depresión sino distracción” nos hace ver que tenemos que ser atentos con nuestro sentir en todo momento para cuidarnos.

 

El amor juega un rol fundamental en esto. Hay que asegurarse de dar amor para poder recibirlo. Debemos concienciar la importancia de los actos de amor. En la vida cotidiana si pensamos siempre en dar nos lloverá bonanza.

 

¿Cómo evitamos recaer en una crisis?

Una crisis es el desorden de los elementos internos. Toda crisis es un intento desesperado de reordenamiento de factores internos. Debemos detenernos y pensar para actuar correctamente, la decisión correcta puede ser la búsqueda de ayuda.

 

¿Cómo le podemos hacer entender a una persona que sufre con una enfermedad con el objetivo de vincularse, que esto no hace falta, que los seres que la rodean la quieren igual aunque no esté enferma?

Le diría a los que la rodean que no se preocupen tanto por la enfermedad y que más bien demuestren su gran interés por el amor que sienten por esa persona. Esta persona cree que tiene éxito por su condición de víctima.

 

¿Cómo saber que estás buscando las respuestas hacia adentro de forma correcta y que no lo haces de una forma superficial?

Miramos bien hacia adentro cuando nos sentimos completos después de la anécdota, que extrajimos el aprendizaje y que no viviremos lo mismo de igual forma. Uno sabe que está consigo cuando se tiene. Cuando sientes con certeza que estás creciendo.

 

Después de mi ruptura matrimonial me dije que no quería tener más pareja, al cabo de un tiempo lo volví a intentar con otra persona y actué de forma diferente, pero se terminó de igual manera, ¿qué opina usted?

Hay que apreciar las enseñanzas que arropan todas las historias de amor. Porque cada una nos deja algo positivo. Nos enseñan una forma de amar que llegó a complementarse con la nuestra. Esto es algo positivo, por eso no nos debemos arrepentir de ellas. Una relación es buena por lo que te permite crecer y no por lo que dure. Hay que reflexionar acerca de lo que pasó, pero teniendo en cuenta que esas lecciones no van a ser obligatoriamente exitosas con la persona que sigue, ya que esta es un mundo completamente diferente a la anterior. Pero de lo que sí estoy seguro es que el amor merece tantos intentos como sean necesarios para encontrarlo.

 

Una cliente de mi terapia, quien había sido abandonada por su pareja, me decía que no entendía cómo su ex amante la había dejado si ella todavía sentía los besos de él en su boca. Yo le aconsejé que le agradeciera a esa persona que pasó por su vida, porque ahora ella sabía que podía besar de esa manera, sintiendo ese cúmulo de sensaciones capaces de permanecer en el recuerdo de forma intacta. Es decir, uno puede decidir si quedarse como el abandonado o como aquel que reconoce su adquirida capacidad de amar y que está dispuesto a seguir adelante, porque va a poder aplicarla con otro ser. Estoy de acuerdo con lo de que siempre es más feliz el que más amó.

 

Yo sé que necesito perdonar para superar muchas cosas, el problema es que me cuesta hacerlo

No se debe confundir el perdón con el olvido, esa es una concepción errada. Por ejemplo, si yo le presto mi carro a alguien y me lo devuelve chocado y no me pide ni disculpas, es muy probable que esa persona no se monte más nunca en mi carro, porque yo no voy a olvidar el suceso. Pero lo que no es justo es que yo me carcoma mi vida por ese hecho, pensando, por ejemplo, que me lo hicieron a propósito, porque estaría multiplicándome el daño que me hizo esa persona. Por eso hay que superar, esto es el perdón. Cuando perdonamos no estamos buscando venganzas, porque al reconocer a esa persona como conflictuada y la perdonamos, pierde fuerza la necesidad de crearle más conflictos. El perdón es como una herramienta que te permite mover la cámara para enfocar otra realidad más positiva.

 

Para mí es difícil tomar siempre las decisiones correctas, las que tomaría una persona buena

Creo que no hay que verse como bueno o malo, sino más bien como un ser maravilloso, que debe buscar la mejor versión de sí. Somos seres humanos, que fallamos. Pero sólo logramos una mayor plenitud cuando sabemos que influenciamos al mundo y que este nos influencia a nosotros de forma directamente proporcional, así captamos la ventaja de beneficiar, de sanar sanando.

 

¿Cómo puedo amar a una persona que me descalificó toda la vida? 

Piensa que la descalificación fue la forma que encontró ese ser para vincularse a ti, claro está que no fue una vinculación positiva, pero a esa persona le importabas, de lo contrario te hubiera ignorado. Perdona a esa persona. Recuerda el dar amor para recibirlo. Todos estamos en búsqueda del amor. Cada vez que tu amas y agradeces la vida, haces una ofrenda a Dios.

El odio no es más que una forma de vinculación. Este sentimiento lo hemos trabajado mal desde siempre. Por ejemplo, cuando se nos mancha la camisa de tinta sabemos que no la podemos limpiar con tinta pero en cambio sí pensamos que la sangre la podemos limpiar con sangre.

 

¿Qué pasa cuando no sabemos a dónde queremos ir?

Tenemos que comprender que los seres siempre tenemos un lugar al que correspondemos en donde nos vamos a sentir exitosos. Esto puede ser sembrando cocos, ser exitoso no es estar en la bolsa de valores, es estar en el lugar en donde me siento bien conmigo mismo.

 

A mí la culpa no me abandona  a la hora de tomar cualquier decisión y eso me afecta, haciéndome un ser poco asertivo

La culpa existe en la historia del hombre desde Adán y Eva. Pero, ¿acaso es lógico que tengamos la culpa sobre nosotros?. La respuesta obviamente es negativa, debemos aprender a colocarla a un lado. Acá el concepto de confianza juega un rol fundamental, el saber que tu puedes. Allí la culpa entonces tiene poca cabida.

 

Yo estoy casado pero existe una dama en la que todavía pienso, ¿qué debo hacer?

No te obligues a no pensar en ella. La mente no comprende sustantivos. Al yo decirles no piensen en el color rojo es obvio lo que les va a venir a la cabeza. Pienso que deberías buscar el por qué esa persona te atrae tanto. Al reconocer el por qué podrás desmitificar a ese fantasma para que no te siga asustando.

 

Yo antes no me quería, ahora lo veo todo distinto y siento muchas ganas de llorar, eso me preocupa

Creo que tu estás sintiendo el llamado de la vida, lo cual te genera una avalancha inmensa de emociones. Eso no te debe preocupar, porque es algo hermoso lo que estás encarnando ahora. Disfrútalo y no temas llorar porque el llanto es sanador.

 

 

Por: Daniel Duque

Enero 2.003